• ¿Qué es Protocolo?

    ¿Qué es Protocolo?

    13 de Noviembre de 2018

    El protocolo, en su definición más utilizada, hace referencia a distintas conductas y reglas que las personas en una determinada sociedad deberán conocer y respetar en ocasiones específicas, tales como en ámbitos oficiales por una razón en especial o porque posee algún cargo que requiere de este protocolo.

    La palabra protocolo proviene del latín protocollum, el cual ya derivaba de un concepto griego. En español, el protocolo es un conjunto de reglas o instrucciones a seguir, fijadas por la ley o la tradición.

    Estas conductas o reglas pueden incluir modos de vestirse, buenos modales o incluso, actitudes. En algunos países, por ejemplo, en aquellos que aún poseen una forma de gobierno monárquica, deben seguir el protocolo de una manera mucho más estricta a diferencia de otros. Un caso que siempre suele llamar la atención cuando se habla de protocolos a seguir es el del uso obligatorio de sombreros cuando se celebra una boda de la realeza en Inglaterra.

    Los protocolos no solo existen en los ámbitos oficiales, ya que los ciudadanos que no poseen ningún cargo en especial se ven obligados a cumplir distintas conductas y reglas pactadas previamente en su sociedad. Estos protocolos suelen tener que ver con la obediencia y el respeto hacia las autoridades. Organizaciones jerárquicas como las Fuerzas Armadas, la institución de la Iglesia, o incluso, una escuela, son algunos de los ejemplos más comunes donde las personas deben obedecer de manera impuesta.

    Protocolo en otras disciplinas

    Un protocolo puede ser varias cosas dependiendo del contexto en el que uno se encuentre, por ejemplo un documento que indica cómo actuar en cierta situación. También se llama protocolo al conjunto de reglas sociales que fijan la conducta en público, por ejemplo en una cena. Conocemos normalmente al protocolo como la llamada etiqueta (para dar algunos ejemplos, masticar la comida con la boca cerrada o mantener los modales ante todo).


    Javier Ripoll

    Experto en Protocolo y Ceremonial.


  • Reserva de balcones para la Mascletá

    Reserva de balcones para la Mascletá

    13 de Noviembre de 2018

    Ya puedes reservar la plaza para la Mascletá.
    Plaza del ayuntamiento 
    Catering y barra libre ...

    Llamanos !!!!

  • ORIGEN DEL TÉRMINO PROTOCOLO

    ORIGEN DEL TÉRMINO PROTOCOLO

    11 de Octubre de 2018

    El término protocolo, procede del latín "protocollum", que a su vez procede del griego (en griego deviene de protos, primero y kollom, pegar, y refiere a la primera hoja pegada con engrudo). En su significado original, venía a decir que "protocollum" era la primera hoja de un escrito. La primera hoja en la que se marcan unas determinadas instrucciones. Esta definición marca el inicio de lo que más tarde será el verdadero significado del término protocolo. Pero otros autores, indican como origen vocablo que viene del griego, protos viene de primero en su línea y de origen latino collium o collatio que significa cortejo. 

    Según el diccionario de la Real Academia Española de la Lengua, entre otros significados, protocolo es: La regla ceremonial diplomática o palatina establecida por decreto o por costumbre. Algunos historiadores indican que existían términos y expresiones protocolarias en documentos tan importantes como el Código de Hammurabi, en los jeroglíficos del antiguo Egipto y en otras muchas referencias escritas. Si algo ha hecho evolucionar al hombre, amén de los inventos, esto ha sido la educación. 

    Desde los tiempos más remotos se conoce la existencia de pautas sociales y normas de comportamiento. Desde que el hombre está sobre la tierra siempre ha tenido ciertas formas de comportamiento ante determinados eventos. Aunque todas estas reglas las encontramos repartidas a lo largo de toda la historia, hay un hecho definitivo y claro que nos da un punto de partida importante: la creación de la corte. Esto dará un auge definitivo a las buenas maneras. La nobleza, se comentaba en esa época, no se lleva solamente en la sangre sino en la forma de comportarse ante el Rey y ante el pueblo. Un hecho que debemos tener siempre presente en nuestra vida. Se puede ser rico, culto e incluso un genio, pero todos somos personas y hay que comportarse educadamente con los demás. El auge de las buenas maneras era glosado por trovadores y novelas de caballería donde se daban consejos sobre cómo ser una dama o un caballero educado. Aunque muchas de la reglas queden obsoletas o deban transformarse, la buena educación nunca pasa de moda. Ser educado no es una moda, es algo inherente a nuestra condición humana. Nos hace más libres y más tolerantes. Ahora bien, tampoco se debe abusar, y caer en la pedantería. Todos los excesos son malos. La buena educación abre muchas puertas y dice mucho de las personas. Hay que ser natural en sus modales, y no forzarlos. Y en cualquier caso, siempre es mejor preguntar, que actuar por nuestra cuenta, a riesgo de hacerlo mal, pues las costumbres son muy diversas, y podemos "molestar" sin darnos apenas cuenta. Lo que para algunas culturas tiene un determinado significado para otras nos parece totalmente extraño, pero no por ello debemos dejar de actuar de un modo respetuoso. Un talante abierto, nos permitirá actuar en cada momento de la forma más adecuada. Precisamente el protocolo trata de aunar esfuerzos para que estos "problemas" no surjan en grandes actos o eventos con diferentes culturas y participantes.

    Javier Ripoll Experto en Protocolo y Ceremonial


  • EN QUÉ MANO COLOCARSE UN RELOJ DE PULSERA.

    EN QUÉ MANO COLOCARSE UN RELOJ DE PULSERA.

    4 de Septiembre de 2018

    Los complementos son unos elementos que ayudan a embellecer y mejorar la imagen de una persona. Como la propia palabra indica es una forma de "complementar" el vestuario y aspecto general de una persona.

    La mayoría de los complementos no suelen ofrecer duda alguna a la hora de vestirlos, pero en el caso del reloj surge la pregunta ¿en qué muñeca debe lucirse el reloj, en la derecha o en la izquierda?

    Es curioso comprobar cómo después de "bucear" por decenas de libros de estilo, protocolo y saber estar en ninguno hemos podido encontrar una buena explicación con referencias históricas o documentadas sobre el lado correcto en el que llevar un reloj de pulsera.

    Atendiendo a la costumbre podemos indicar que el reloj se luce desde tiempos inmemoriales en el brazo contrario a la mano "útil" de una persona. Es decir, una persona diestra debería colocarse el reloj en la muñeca izquierda, y una persona zurda lo debería lucir en la muñeca derecha.

    ¿Cuál es la razón? Eminentemente práctica. Colocarse el reloj en la muñeca contraría a la "mano útil" era una forma de proteger este objeto de posibles golpes, tropezones, enganchones, etc. El uso más intensivo de la mano con la que se hacen todas las tareas aumentaba la probabilidad de que este complemento sufriera algún desperfecto o estorbara para escribir o trabajar. También, los relojes en sus inicios no eran automáticos y había que darles cuerda varias veces al día lo que suponía que hacerlo con la mano izquierda siendo diestro no era nada fácil. Igualmente, los relojes tampoco eran tan precisos como ahora y era habitual tenerlos que poner en hora con cierta frecuencia, con la consiguiente incomodidad si se tuviera que hacer con la mano izquierda, en el caso de los diestros.

    Incluso a la hora de "funcionar" socialmente es más práctico llevarlo en lado contrario a la que se utiliza para escribir, para tomar una copa, etc. No haga la prueba pero si alguien le pregunta ¿qué hora es?, o ¿qué hora tiene, por favor? con una copa en la mano, es muy recomendable que cambie la copa de mano antes de girar su muñeca para ver las manecillas de su reloj.

    También, si se fija algún día, observe como un policía escribe una hoja de sanción o multa; mira la hora en su mano izquierda mientras escribe con la su mano derecha.

    Hay otras curiosas "explicaciones" o leyendas urbanas sobre este tema. Una de las más conocidas es la del reloj que se colocaba en la muñeca izquierda porque era la muñeca que tenía pulso y había muchos relojes que funcionaban con el movimiento, aunque algunos creyeran que funcionaban con el pulso -estos relojes eran los relojes automáticos que se "cargaban" con el movimiento de la mano-. Está claro, que aunque se cargaran con el pulso, todos tenemos pulso en las dos muñecas.

    Posteriormente, la influencia de la moda en este tipo de complementos, comenzó a mostrar a algunos de sus modelos con un reloj en la mano derecha, cosa que pronto caló entre el público. Era una forma de darle algo más de protagonismo a este complemento y de lucirlo de una forma mucho más destacada delante de los demás, lo que tocaba la vanidad y las ganas de presumir de muchas personas. Incluso, tanto en los modelos de hombre como de mujer, se empezaron a fabricar relojes de un tamaño considerable para ser más vistosos y llamar más la atención. También hay quienes lo consideran un poco "macarra" o chulo llevar el reloj en la mano derecha siendo diestro. Al final, no deja de ser una cuestión de gusto personal.

    Un detalle que pocas personas tienen en cuenta es que los relojes para lucir en la mano izquierda tienen la corona en su lado derecho y los relojes para colocar en la mano derecha deberían tener su corona en la parte izquierda. Por eso es muy habitual, como se puede comprobar en la foto inferior, ver relojes que se lucen en la mano derecha por moda o gusto personal -la corona queda oculta en la parte interior de la manga-, que deberían llevarse en la muñeca izquierda porque están diseñados con la corona situada en la parte derecha del reloj.

    Y usted ¿dónde lo lleva?

    Francisco Javier Ripoll Feliu

    Experto en  Protocolo y  Ceremonial Articulo sacado de www.protocolo.org

  • Cómo montar una buena mesa para Nochebuena o Nochevieja

    Cómo montar una buena mesa para Nochebuena o Nochevieja

    20 de Agosto de 2018


    La llegada de las fechas navideñas suele conllevar, en la mayoría de los casos, reuniones y encuentros familiares y de amigos en torno a una mesa.

    Las dos grandes estrellas de la Navidad, en la mayor parte del mundo, son la cena de Nochebuena y la cena de Nochevieja.

    ¿Dónde colocar la mesa?

    En función del número de invitados y del tamaño de la casa poner la mesa puede ser, en algunos casos, más que una decisión propia una decisión obligada -no hay otro lugar donde se pueda poner -. Es decir, la mesa puede no ir donde quiera sino donde se pueda.

    Las casas actuales suelen ser pequeñas y en cuyos salones no se pueden hacer muchas filigranas. Una vez localizado el sitio más adecuado hay que contar con la ubicación de las correspondientes sillas y con la facilidad que hay que dar a cada persona o personas que deben ir a la cocina de forma relativamente frecuente. 

    Hay que dejar un sitio adecuado para este tránsito. Los invitados también deberían poder acceder a su sitio con relativa facilidad y comodidad.

    Aunque no es lo más recomendable, en el caso de tener dificultad para poner una sola mesa grande, se puede optar por colocar dos mesas más pequeñas que puedan caber de forma separada o haciendo un encaje. 

    Pero siempre hay que hacer todo lo posible porque todos los invitados estén sentados en una sola mesa para poder compartir comida y conversación en un mismo espacio.

    Vestir la mesa. Una mesa de etiqueta

    Una vez que la mesa ya tiene "su sitio" reservado, llega el momento de vestirla y decorarla. El mantel, siempre que sea posible, de una sola pieza para evitar tonos distintos. 

    Hay que evitar hacer "empalmes" de varios manteles, pueden hacer arrugas y desestabilizan platos, vasos y otros elementos. 

    Unir varios manteles puede dar lugar, en cierta manera, a una pérdida de uniformidad en la mesa al verse los bordes de los distintos manteles que se han unido. 

    El mantel debe "colgar" por los lados de la mesa sobre un tercio de la altura que hay entre la mesa y el suelo , mejor de hilo o algodón, o bien de cualquier otro tejido natural, pero debemos evitar los tejidos sintéticos. 

    Lo que si puede ser es algo más atrevido de color e incluso elegir uno con un llamativo estampado.

    En Navidad, suele ser bastante habitual, permitirse alguna licencia en cuanto al "vestuario" de la mesa y con ello se pretende darle un mayor ambiente navideño. No obstante, las clásicas mantelerías de toda la vida son también perfectamente válidas para estas fiestas. 

    Las servilletas a juego con el mantel y del mismo tejido. Dobladas de forma clásica, rectangular o triangularmente, y colocadas a la derecha del plato (o a la izquierda del mismo). 

    También se pueden colocar sobre el plato -pero no las debemos colocar dentro de las copas-. Como es Navidad también podemos permitirnos de hacer algún doblado artístico de las servilletas.

    En función del tamaño de la mesa y del número de comensales que se van a sentar a la misma podemos calcular el espacio que nos queda disponible para la decoración. Podemos colocar uno o varios centros de mesa, candelabros o cualquier otro tipo de adorno. 

    Hay que tener en cuenta que los adornos de la mesa no pueden establecer barreras entre los comensales, ni entorpecer el uso de los distintos elementos de la mesa.

    Tampoco es adecuado poner centros con flores, frutas, etc., que tengan un olor muy marcado pues pueden molestar e incluso llegar a desvirtuar el propio olfato del comensal y no dejarle apreciar el aroma de los alimentos y las bebidas.

    Vamos a poner la mesa.


    Una vez que la mesa ya está vestida con sus mejores galas, ahora le faltan los elementos principales para una comida: vajilla, cristalería y cubertería.

    El orden, tenedores a la izquierda y cuchillos y cucharas a la derecha, siempre colocados por orden de "intervención". Es decir, los que primero se van a utilizar, los más alejados del plato. Si queremos colocar los cubiertos de postre, encima del plato de forma perpendicular al resto de cubiertos.

    Los cubiertos deben estar juntos pero no pegados entre ellos. Es decir, no se deben tocar. En cuanto a la vajilla, podemos colocar un bajoplato o plato de adorno como base; siempre debe ser de mayor tamaño que el plato más grande de mesa que tenga su vajilla y no se cambia a cada plato. 

    Sobre el bajo plato reposa un plato llano y encima un plato hondo, o no. Es opcional. Puede ir encima un plato más pequeño o de aperitivos. Si hay alimentos con cáscara u otros elementos de desperdicio, este plato de entrantes se cambiará tantas veces como haga falta. 

    Los platos separados un dedo (1-2 cm) del borde de la mesa. El espacio entre los comensales debería ser de unos 65-70 cm. para que los invitados se puedan mover con cierta comodidad y soltura en la mesa.

    La cristalería. La copa de agua siempre irá en la parte superior centrada respecto al plato y hacia la derecha la copa de vino tinto, la copa de vino blanco. La copa de cava -champán, preferiblemente de flauta (largas), irá situada en la parte superior de las copas a la altura de la de vino blanco. 

    No se ha de retirar de la mesa la copa de agua y las de vino , incluso en el momento que sirvamos otra bebida alcohólica; si queremos retirar alguna copa siempre se ha de preguntar al comensal antes de retirarla. Por último, es bueno tener una luz apropiada para la cena, ni demasiado tenue ni demasiado fuerte. 

    La mejor luz es la indirecta. La temperatura de la estancia agradable, entre 20 y 23 grados. El ambiente con un aire limpio y bien ventilado. Si queremos, podemos tener una suave música de fondo durante la comida pero a un volumen muy bajo para que apenas se oiga y no moleste. Feliz Navidad y Prospero año nuevo.


    Francisco Javier Ripoll Feliu

    Experto en Protocolo y Ceremonial (Me & You. Organización de Eventos)

  • Tocado o sombrero ¿Qué elegir para cada ocasión?

    Tocado o sombrero ¿Qué elegir para cada ocasión?

    20 de Agosto de 2018

    La hora del día es la que marca qué llevar en cada momento. Hay que hacer caso de la etiqueta que marca qué llevar en función de la hora del día. A medida que la hora del día crece, el adorno para la cabeza decrece. Es decir, durante el día, hasta el mediodía, los grandes sombreros de generosa ala, las pamelas y complementos de este estilo son ideales para lucir de una manera de lumbrante.

    Por la tarde, empieza a mermar el tamaño del sombrero. Hay que lucir algo más discreto como por ejemplo un sombrero tipo albero o cualquier otro modelo que esté de moda y actualidad en ese momento.

    Tanto durante la mañana como por la tarde es posible cambiar el sombrero por un tocado, también generoso en espectacularidad como el mejor de lo sombreros. Durante el día los tocados son vistosos, ligeros y de colores vivos. Hay que evitar los brillantes, los dorados, los cristales y otros elementos que se suelen reservar para la noche. Los tocados durante el día pueden ser algo más grandes, vistosos y pueden tapar ligeramente parte de la cara. Por la noche, el tocado es más pequeño, de menor tamaño pero más "potente" en cuanto a los materiales utilizados, dorados, plateados, brillantes, etc.

    Por la noche, el rey es el tocado; luce tan elegante como el vestido. Ambos deben complementarse intentando que uno no sobresalga sobre el otro. Un vestido muy llamativo requiere un tocado sencillo, discreto. Un vestido sencillo requiere un tocado más llamativo, lujoso y atrevido, podemos decir. Ambos, vestido y tocado, deben sumar un todo, importante, elegante y vistoso. La noche es para lucir dorados, pedrerías, cristales y elementos más brillantes y luminosos.

    El tocado debe permanecer puesto desde que sale de casa hasta que regresa, no se quita en ningún momento. La etiqueta impide que el tocado pueda ser retirado como si fuese un sombrero de caballero.

     Los expertos en moda nos recomiendan realizar el tocado con una ligera caída hacia el lado derecho, debido a que las mujeres suelen dar el brazo izquierdo al hombre -que ofrece su brazo derecho a la mujer-, para evitar cualquier tipo de molestia.

    A la hora de las presentaciones, cuidado con el saludo de dos mujeres que lucen tocado. Hay que tratar de no enredarse o tropezar. Puede quedar dañado el tocado de alguna de ellas. Mejor un simple beso en la mejilla izquierda o un ademán de saludo con un beso simulado.

    Articulo sacado de www.protocolo.org

    Francisco Javier Ripoll Feliu

    Experto en Protocolo y Ceremonias

  • Ceder el paso. Cuándo cederlo. A quién ceder el paso

    Ceder el paso. Cuándo cederlo. A quién ceder el paso

    29 de Mayo de 2018

    • Se trata de una regla de cortesía que con el tiempo se ha ido perdiendo, bien por las prisas, bien por nuestra vida diaria, debemos de fijarnos solo un poco más y para tratar de corregir esta manera de actuar. 

      Un hombre siempre ha de ceder el paso a una mujer, una persona joven ha de ceder el paso a una persona mayor, y pasa lo mismo a la hora de sujetar una puerta. 

      Cuando entremos en un vehículo, si se va a sentar al lado de la puerta, se le cederá el paso a una mujer, si no es así el hombre pasará primero y se sentará en el asiento y seguidamente entrará la mujer. 

      A la entrada de un transporte público se puede "justificar" que entre primero un hombre, ya que si dejara entrar primero a todas las señoritas o señoras que están esperando no entraría nunca.

      Si vamos a pasar por una puerta de vaivén, lo lógico es pasar primero y sujetar la puerta a la persona que viene detrás, si no sería muy fácil darle con la puerta en las narices. 

      Al subir una escalera estrecha, deberemos parar para que bajen los que vienen de arriba.

      A la hora de entrar o salir de un lugar, no importa si es hombre o mujer, tienen preferencia siempre los que salen a los que entran, si es una persona minusválida, siempre se ha de tener en cuenta y darle preferencia a esta persona. 
  • Un zapato femenino para cada ocasión

    Un zapato femenino para cada ocasión

    29 de Mayo de 2018

    Un buen zapato viste mucho y es un importante complemento en cualquier tipo de vestuario. Tanto el zapato masculino como el zapato femenino son piezas importantes que hay que saber elegir de acuerdo a cada ocasión y según el vestuario que se vaya a lucir en ese momento.

    Los zapatos femeninos se pueden clasificar en tres categorías por el tamaño de sus tacones: plano (sin tacón), de medio tacón y de tacón alto.

    Los zapatos planos son los tipos de zapatos más utilizados para vestir con un look deportivo -sport- y para acudir al trabajo. Se suelen vestir con ropa informal, deportiva y con algunos tipos de vestuario laboral.

    Los zapatos de medio tacón -o tacón bajo-, son los más utilizados para ir al trabajo y para la rutina diaria de la mujer. Se suelen vestir con un traje de chaqueta y con cualquier otro conjunto de ropa casual e incluso formal. Son zapatos para vestir durante el día hasta la noche.

    Los zapatos de tacón alto son los zapatos de vestir y suelen ser los zapatos para la noche y para lucir con el vestuario más elegante y de etiqueta. También se puede lucir un tacón alto durante el día cuando la ocasión así lo requiera.

    Los zapatos de tacón alto hacen a la mujer más alta, la pierna más esbelta y la figura más delgada y, en general, le aporta un toque de elegancia. A mayor altura de los tacones, resalta la esbeltez de la pierna y la figura, pero tienen el inconveniente de ser bastante incómodos, e incluso poco recomendables para quienes padecen de alguna dolencia en la espalda y/o las articulaciones.

    Los colores. A diferencia del calzado masculino, el zapato femenino abarca toda la gama de colores posibles, siendo los más oscuros, por regla general, los más utilizados para vestir de etiqueta. Para el resto de vestuarios todos los colores pueden ser válidos, siendo muy importante la influencia de la moda y las tendencias que marcan los fabricantes y diseñadores en cuanto colores, tamaño de los tacones y formas.

    Cuidado de los zapatos. Deben estar siempre bien limpios, bien conservados. Mejor guardados en su caja y, en la medida de lo posible, deben limpiarse con cierta regularidad, o al menos cuando sea necesario para evitar que la piel se abra o resquebraje. 

    Es recomendable utilizar hormas siempre que recoja sus zapatos para evitar que éstos se deformen y conserven su forma. Si utiliza hormas de madera, le ayudarán a controlar y absorber cualquier tipo de humedad que pudiera tener la piel del zapato.

    Un buen zapato aporta un toque de elegancia a quien lo viste cuando se utiliza un modelo adecuado al momento y las circunstancias. La mayoría de las mujeres son grandes apasionadas del calzado. Según un reciente estudio del sector del calzado, alrededor de un 80% de las mujeres sienten una predilección especial por los zapatos, frente a otras prendas de vestir o complementos.

    Los zapatos, sobre todo los de vestir deberían ser de piel y si son cosidos a mano, mejor. Un zapato de buena calidad nos durará mucho más tiempo en buen estado. Pueden ser abiertos o cerrado dependiendo de los gustos de cada mujer y de las ocasiones que se presenten para lucir un tipo u otro de calzado.

    Para combinar de forma correcta un zapato, es adecuado que haga juego (combine) con el cinturón, el bolso y los guantes; en la medida de lo posible, hay que procurar que las medias vayan acordes al tipo de calzado y del vestuario elegido.

    Los zapatos mocasines, zuecos, zapatillas, alpargatas y otros modelos similares no se utilizan para vestir de etiqueta o con vestuarios de cierta formalidad, como puede ser un traje de chaqueta.


    El calzado deportivo, aunque se utiliza a diario por muchas personas, solo debe utilizarse para hacer deporte o vestir de con un look deportivo -sport- en zonas deportivas o de recreo. Se empieza a aceptar para vestuarios de diario cuando se viste "poco arreglado" o con cierta informalidad.


  • 11 Consejos para un buen trabajo en equipo

    11 Consejos para un buen trabajo en equipo

    11 de Abril de 2018

    Trabajar en equipo potencia las habilidades individuales de las personas obteniendo mejores resultados, pero lo cierto es que no siempre es fácil trabajar codo con codo con más gente. Vamos a compartir unos tips que os ayudarán a tener un mayor rendimiento en el trabajo colectivo.


    “Trabajar en equipo divide el trabajo y multiplica los resultados”

    Anónimo.



    1.- Organización. Es fundamental que cada miembro tenga sus propias funciones y responsabilidades dentro del equipo. “Hacemos todo entre todos” no funciona.

    2.- Una buena dosis de paciencia. En todos los grupos de gente hay diversidad de opiniones. Importante: respetar la opinión de los compañeros estemos de acuerdo o no.

    3.- ¡No critiques!. Cualquier conflicto  que surja habrá que ponerle solución cuanto antes para que no afecte el rendimiento. Las rencillas personales deben quedarse fuera del trabajo.

    4.- Reconocer las buenas ideas de los compañeros. Hay que mirar por el bien del equipo y no por los intereses individuales.

    5.- Planificar el trabajo. Todos los miembros del equipo deben conocer las tareas de los demás, de esta manera en el caso que surjan dudas o necesitar ayuda saber a quién dirigirse.

    “Yo hago lo que tú no puedes, y tú haces lo que yo no puedo. Juntos podemos hacer grandes cosas” Madre Teresa de Calcuta.

    6.- Comprobar periódicamente que se están cumpliendo los objetivos. Si algo no funciona como esperábamos cambiar de estrategia.

    7.- Realizar las tareas individuales en los tiempos establecidos. Cuando se trabaja en equipo, cualquier retraso puede afectar en el ritmo de la producción.

    8.- Ayudar a los compañeros cuando lo necesiten. Mañana podemos ser nosotros los que necesitemos que nos echen una mano.

    9.- Comunicación. Este punto es importantísimo. Los verdaderos equipos se escuchan y aprenden unos de otros. Hay que ser abiertos a nuevas ideas, siempre podemos mejorar.

    10.- Todo equipo tiene que tener un líder. Una persona que guie el trabajo y que tome decisiones cuando sea necesario, sin ser partidario y siempre mirando por el bien común.

    11.- Celebrar los éxitos juntos. Cuando algo sale bien, las felicitaciones son para el equipo, resaltando las distintas actividades que ha hecho cada uno de sus miembros para que sea así.

    “Los logros de una organización son los resultados del esfuerzo combinado de cada individuo” Vince Lombardi.


    Francisco Javier Ripoll Feliu

    Experto en Protocolo y Ceremonial

  • Balcones Fallas 2018

    Balcones Fallas 2018

    6 de Febrero de 2018

    ¿QUIERES TU BALCÓN PARA FALLAS CON CATERING?

                          Del 1 al 19 de marzo

    ESPACIO MORATIN, 14   PISO 11  PUERTA D-A  Capacidad: 15 Personas

    No se pueden reservar plazas sueltas, este espacio lo ofrecemos a un precio cerrado con servicio de catering.

    ESPACIO MORATIN, 14    PISO 1  PUERTA D-B  Capacidad: 15 Personas

    No se pueden reservar plazas sueltas, este espacio lo ofrecemos a un precio cerrado con servicio de catering.

    ESPACIO PLAZA AYUNTAMIENTO, 5  PISO 1  Capacidad: 50 Personas

    En este espacio puede contratar plazas sueltas con servicio de catering.

    ESPACIO MORATIN, 14   PISO 5  PUERTA E  Capacidad: 40 Personas

    En este espacio puede contratar plazas sueltas con servicio de catering.

    MARQUES DE SOTELO, 1  PISO 5  PUERTA 10   Capacidad: 70 Personas

    En este espacio puede contratar plazas sueltas con servicio de catering.

    Dado que dispone de 3 estancias, también es posible reservar espacios privados para 15, 30, 35 personas